EL RUFIAN EN LA ESCALERA

Joyce y Mike forman un peculiar matrimonio integrado por una exprostituta (ella) y un matón de tercera (él).
 Su vida transcurre anodina, patética -¡ya van por su segundo aniversario!- cuando aparece en su pequeño y destartalado apartamento (primero a ella, luego a él) un joven de nombre Wilson, que aturdido por la muerte accidental (¿o tal vez no?) de su amado hermano, busca habitación como realquilado, una taza de té y un poco de conversación.

“Todos los personajes pueden ser reales. Ninguno de ellos es conscientemente divertido. Cada uno ha de ser interpretado con una seriedad desesperada. Sólo así se puede conseguir la mezcla de comedia y amenaza… Todo lo que dicen los personajes es verdad.

(Orton a propósito de “El Rufián…”)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos Eva García y M Peláez