Parousía, al borde del primer milenio

Parousía, literalmente: «presencia, llegada»
En el siglo VIII d.C. un presbítero de la comarca cántabra de la Liébana llamado
Beato escribió un Comentario al Apocalipsis de San Juan que fue repetidamente copiado e iluminado
en los siglos siguientes. En la actualidad estas copias constituyen un cuerpo de magníficos códices de origen hispano llamados beatos, cuyas miniaturas representan una de las más extraordinarias manifestaciones del arte occidental de todos los tiempos.
Las alucinantes visiones apocalípticas fueron un motivo de inspiración para los monjes artistas que a lo largo de cinco siglos recrearon en sus scriptoria un ciclo de imágenes que sentó las bases del arte medieval, sobre todo del románico. El estilo abstracto, plano, colorista y adimensional de estas miniaturas confiere un aire de inusitada modernidad a estos códices
Hemos partido de la alucinante y simbólica historia del Apocalipsis de San Juan y de las ilustraciones de estos beatos para componer un mosaico escénico lleno de metáforas, alusiones, imágenes